Skip to content

#EresJovenNoInmortal:
La casposa campaña de la Comunidad de Madrid

MÁS DESVIADA QUE LAS ESCOPETAS DE LA FERIA

¿Y esos referentes de juventud?

Entro en Twitter y me encuentro a mucha gente que sigo flipando con la campaña nueva de la Comunidad de Madrid: #EresJovenNoInmortal. No me voy a andar con rodeos: basta con echarle un vistazo para identificar qué está mal. Os la dejo por aquí por si hay algún rezagado.

No me refiero al mensaje, ni a la intención del mismo. Aquí el problema es que han creado una campaña para un público joven pero, ¿y estos referentes?

Influencers, futbolistas, toreros… todo dirigido a un público objetivo que estará entre los 18-25 años. ¿En serio? Que son Generación Z, por favor.

El mensaje que quieren dar a ese target es el de “no hagas esto”, ¿verdad? Bien, ¿entonces por qué no eligen a influencers más afines a sus edades que hayan creado una comunidad en YouTube, TiktTok…? De hecho no me sorprendería que el caché fuera incluso inferior.

¿Cómo sería un

Me gustan los ejemplos claros y visuales. Este corto de Willy Suárez se hizo viral superando el millón de visualizaciones. ¿Por qué puede funcionar este mensaje entre los jóvenes?

De las primeras cosas que se estudian en comunicación, es que hay diferentes elementos a la hora de crear un mensaje. Porque no hay solo un mensaje. Encontramos el emisor, el receptor, el canal y el mensaje. Además de la codificación y descodificación del mismo.

Precisamente aquí es donde reside el problema. La intención era buena, seguro, pero si tu receptor no es capaz de decodificar el mensaje correctamente, ¿va a ser efectivo?

"Que hablen mal, pero que hablen"

“Bueno, no ha sido una buena campaña pero me están compartiendo, me comentan…”. Esto podía funcionar antes, pero no deberíamos olvidar que lo que llega a internet se queda en internet. Salvo que tu marca represente unos valores provocadores que causen controversia, esto no trae nada bueno.

Basta con echar un vistazo a los comentarios de ese vídeo en Twitter en la cuenta oficial de la Comunidad de Madrid para saber que es algo que no queremos para nuestros clientes. En internet (y en especial Twitter) todo se mira con lupa, no lo olvides. Y no solo porque la selección de influencers ha sido un patinazo garrafal, sino porque lees los comentarios y descubres que hay faltas de ortografía en el vídeo, como bien puntualiza un usuario. O que por ejemplo estos mismos influencers se saltaron el confinamiento durante la cuarentena.

¿La conclusión? Selecciona con cuidado cada pieza que va a componer tu mensaje. Cuídalo, analízalo. Una vez se haga público no hay vuelta atrás.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

DE QUÉ HABLAMOS

Podemos hacer algo juntos...